Diego Villegas

Bajo de guia

Bajo de guia

© Óscar Romero / La Bienal de Flamenco

El día amaneció ventoso, el anuncio del otoño arremolinaba hojas en la alameda y despeinaba los mechones vacacionales que algunos aun fijaban en sus cabezas. Pero el viento también se llevaba de una vez por todas los calores y empujaba las nubes cargadas de agua para limpiarnos de demonios y resquemores. A su llamada, el maestro del aire, Jorge Pardo ponía rumbo al Lope de Vega, y en la calle San Luis la brisa del mar se palpaba en el aire.

Disculpen la licencia novelesca para el arranque,pero la lluvia otoñal, el marco barroco y la soberbia propuesta de Diego Villegas en esta Bienal me han puesto de esta manera.

Diego Villegas, por si no lo saben, es el nombre del viento presente y futuro en este mundo del arte jondo. Es un fenómeno con un pulmón del color del jazz,otro del color de la música clásica y un alma enraizada en el flamenco. Es un vendaval, una tromba de aire fresco y de personalidad, que por si fuera poco se planta en escena cargadito de sencillez y de humildad.

A su lado, escudandolo y en franco dialogo, se dejan sentir Pedro Pimentel, Daniel Arjona y Carlos Merino, que parecen ser perfectos marineros para navegar con ventisca.

En escena todos los vientos vinieron a cantar por mirabrás, tanguillos o soleá, susurraron "La bien pagá" a compás de bulerías hasta convertirla en un ciclón y por fandandgos nos pusieron a volar. Javier Ruibal, que de ventoleras sabe bastante, se quiso sumar al igual que un soberbia Ana Gómez, soplando con Diego hasta formar el torbellino. Saxo, clarinete, armónica y flauta travesera. Un torbellino les digo.

Se hablará seguramente de su futuro, del brillante mañana que le espera, pero a un servidor, quien sabe si por culpa del levante marinero, le parece que a lo que Diego Villegas deber aspirar es al presente. Su música ya es un hecho, una bellísima perla digna de ser disfrutada y aplaudida. Esperemos que mis palabras no se las lleve el viento.


Javier Prieto, le 13/09/2016

<< Retour au reportage



© Flamenco-Culture.com 2004-2017. Tous droits réservés - Marque déposée - Contact